Seleccionar página

Francesc Mestre

Galerista y publicista. Ha dirigido varias galerías de arte como la Sala Adrià o la galería René Metras y, desde 2001, la galería Francesc Mestre Art. Ha sido marchante de Guinovart, Ràfols Casamada, Erwin Bechtold, Artigau o Serra de Rivera, entre otros.

APEL·LES FENOSA

APEL·LES FENOSA

Apel·les Fenosa, “Trois femmes en vert”, 50 x 65 cm.

Hay un montón de artistas situados en una especie de penumbra entre el conocimiento y la valoración. A veces, cuando nos citan el nombre de uno de ellos, sabemos quién es, tenemos una ligera idea, pero no lo reconocemos con toda su importancia.

Es el caso de Apel·les Fenosa (Barcelona 1899-París 1988), uno de los grandes escultores del siglo XX. Quizás le sorprenda saber que Picasso fue uno de los principales coleccionistas de su obra, ya que adquirió más de un centenar. Entre otros coleccionistas ilustres, destacan Maria Helena Vieira de Silva, Cocó Chanel, Jean Cocteau o Colette.

Su biografía merece una película. Encontrará un breve resumen en la modélica web de su fundación, pero si desea profundizar en ella, le recomiendo la lectura del amplio texto biográfico que su mujer Nicole escribió para el excelente catálogo razonado de su obra escultórica.

Es, sin duda, uno de los escultores cuya obra ofrece mayores garantías. Dicho catálogo, referencia de forma cronológica la totalidad de sus esculturas y especifica sus fundidores y tiradas, habitualmente de cinco o seis ejemplares. Además, disponemos de otro catálogo razonado de todos los dibujos y de todos los grabados y litografías que editó.

Se formó en el taller de Enric Casanovas. En 1921 se trasladó a París, desertando del servicio militar, y allí trabó amistad con los grandes artistas que en estos años habían convertido la capital de Francia en la meca del Arte, aunque regresó a Cataluña en 1930 para realizar diversas exposiciones.

Fenosa vivió la guerra entre Cataluña y Aragón. La Generalitat le proporcionó un camión, un chófer y un soldado armado, y se dedicó a recorrer los pueblos para salvar todo el patrimonio artístico que pudo, arriesgando su vida, como tantos otros. Entre otros logros, fue el primero en alertar a la Generalitat de la quema de los tres frescos de la Sala Capitular del Monasterio de Sijena, que actualmente se conservan en el MNAC. Con la caída de la Segunda República, se exilió nuevamente en la Ciudad de la Luz.

En 1957 Fenosa volvió a Cataluña para exponer en la Galería Jardín. Fue un éxito de crítica y de venta y decidió que, puesto que Francia era rica y Cataluña pobre, destinaría el dinero que ganó a buscar una casa en su país donde pasar los veranos: la encontró en El Vendrell.

Aunque su residencia estaba en París, su casa de veraneo en El Vendrell se convirtió en un lugar de peregrinación por la intelectualidad parisina. Además, Nicole y él la convirtieron en la sede de su Fundación. Es una suerte que se pueda contar con esta institución. Le recomiendo encarecidamente que la visite, seguro que me agradecerá el consejo.

Francesc Mestre Bas

Barcelona, septiembre 2021

¿Quieres recibir los artículos directamente a tu correo?

SUSCRÍBETE A NUESTRA

¿Necesitas más información sobre algún tema?
¿Estás interesado/a en adquirir obras de arte?

No dudes en preguntar lo que quieras,
estaremos encantados de atenderte.

Contáctanos

newsletter