Seleccionar página

Francesc Mestre

Galerista y publicista. Ha dirigido varias galerías de arte como la Sala Adrià o la galería René Metras y, desde 2001, la galería Francesc Mestre Art. Ha sido marchante de Guinovart, Ràfols Casamada, Erwin Bechtold, Artigau o Serra de Rivera, entre otros.

ARTE Y DIGNIDAD

ARTE Y DIGNIDAD

Josep Coll. «A la captura de un fugitivo», tinta sobre paper, 26,5 x 40 cm., 1970.

Últimamente, el MNAC nos ha sorprendido gratamente incorporando un dibujo de Josep Coll a la exposición permanente, una historieta breve publicada en TBO que han situado entre dos pinturas de gran formato: la impresionante obra de Marc Aleu “Los vencidos” (1956), de una altura de aproximadamente dos metros, y la de Joan Miró, “Pintura” (1949), también de grandes dimensiones. La obra de Coll se titula «Capturando una bomba«.

Se trata de un dibujo a tinta de 1963, de 48 x 18 cm. Se publicó a colores en el número 321 de diciembre de ese año y corresponde a su época de madurez creativa. Llama la atención el hecho de que, el año siguiente, en 1964, decidiera dejar de dibujar para TBO y recuperar el trabajo de albañil, que le permitía mantener a su familia.

Josep Coll i Coll (Barcelona 1924-1984) es sin duda uno de los mejores autores de cómic, que supo ofrecer a los niños lectores y a un público adulto un humor inteligente, sutil, imaginativo y de gran calidad estética. Era un albañil al que le gustaba dibujar y practicaba la creación artística como un complemento a su dedicación a la construcción.

En 1947 había presentado algunos dibujos en TBO y el director de esta publicación, el Sr. Buigas, supo apreciar su talento. Coll evolucionó hasta convertirse en un referente para los dibujantes de cómic. El hecho de que ahora tenga una presencia destacada en el Museo Nacional, lo valoro mucho y espero que ayude a deshacer varios prejuicios:

No es cierto que el drama, la tragedia, sea, en el arte, el género superior; ni que el papel, como soporte de una creación artística, sea menos importante que la tela o la madera; ni que el tamaño deba ser importante en la valoración de una obra de arte; ni que la pintura sea superior al dibujo; ni que el cómic o los ninots sean un arte menor.

Por último, me gustaría destacar que a los artistas que crean para los niños se les hace prescindir de temas de política, de humor negro, verde y marrón. Se deben ceñir al humor blanco. Sin embargo, a pesar de esta limitación, saben estimular el sentido crítico basándose en la observación del mundo real.

*Mi agradecimiento al amigo “grafópata” Lluís Giralt, gran conocedor de TBO y autor de la web http://grafopata.com

Francesc Mestre Bas

Barcelona, octubre 2022

¿Quieres recibir los artículos directamente a tu correo?

SUSCRÍBETE A NUESTRA

¿Necesitas más información sobre algún tema?
¿Estás interesado/a en adquirir obras de arte?

No dudes en preguntar lo que quieras,
estaremos encantados de atenderte.

Contáctanos

newsletter