Seleccionar página

Francesc Mestre

Galerista y publicista. Ha dirigido varias galerías de arte como la Sala Adrià o la galería René Metras y, desde 2001, la galería Francesc Mestre Art. Ha sido marchante de Guinovart, Ràfols Casamada, Erwin Bechtold, Artigau o Serra de Rivera, entre otros.

HOMENAJE A JOAQUIM FOLCH I TORRES

HOMENAJE A JOAQUIM FOLCH I TORRES

Chantecler. «Atac a la ciutat», dibujo 10,5 x 13,5 cm

Hace unos días tuve la ocasión de visitar en el MNAC una exposición temporal que quiero recomendar especialmente: “Museu en perill” (Museo en peligro). Aún se puede ver hasta el próximo 27 de febrero. Explica de forma muy detallada cómo se protegió nuestro patrimonio artístico de los peligros que representaban los bombardeos de Barcelona durante la guerra civil.

Quien dirigió el traslado de las obras a lugares seguros (París, pasando por Olot) fue Joaquim Folch i Torres (Barcelona 1886 – Badalona 1963); el que, además de ser el verdadero creador del Museo y su primer director, había salvado el patrimonio de Arte Románico del Pirineo catalán.

Su labor no fue fácil: sufrió la destitución de su cargo durante la dictadura de Primo de Rivera y, en 1939, después de haber preservado el fondo de forma ejemplar, fue condenado en juicio sumarísimo a 12 años y un día de reclusión temporal, pena conmutada en 1942 por 3 años de prisión menor. Ya nunca más pudo dirigir un museo.

Popularmente es quizás más reconocido su hermano Josep Maria, por haber puesto su talento al servicio de la infancia escribiendo novelas y obras de teatro. El Ayuntamiento de Barcelona reconoció sus méritos y puso su nombre a una plaza del barrio del Raval de Barcelona, ​​pero se olvidó de su hermano Joaquim.

Soy un ferviente partidario de compensar el desequilibrio existente en el nomenclátor de las vías y plazas de la ciudad condal, ya que las mujeres figuran de manera muy escasa y, aún de entre las que cuentan, la mayoría son santas, vírgenes y alguna que otra reina. Por eso, creo que se verá con reticencia la propuesta que lanzo hoy.

Pido que se cambie el nombre de la Avenida de María Cristina y se dedique a Joaquim Folch i Torres. Es la Avenida que lleva al MNAC y creo que sería un justo reconocimiento a sus méritos. Por otro lado, la Reina que nos ocupa ya tiene una plaza dedicada en la parte alta de la Diagonal.  

Además, el mérito de ella es el de haberse casado con un Borbón (Alfonso XII), haber sido Reina Regente de 1885 a 1902 y madre de otro Borbón (Alfonso XIII). Pienso que no es necesario recordarla con una plaza y una avenida. En cambio, todas las personas que amamos el Arte y defendemos nuestro patrimonio colectivo, creo que estamos en deuda con Joaquim Folch i Torres.

Puesto que soy favorable a la incorporación de personalidades femeninas a nuestras calles y plazas, ofrezco un listado de algunas que todavía no disfrutan de un merecido homenaje: Teresa Pàmies, Maria Girona, Aurelia Muñoz, Montserrat Carulla, Rosa Maria Sardà, Montserrat Caballé…

Francesc Mestre Bas

Barcelona, diciembre 2021

¿Quieres recibir los artículos directamente a tu correo?

SUSCRÍBETE A NUESTRA

¿Necesitas más información sobre algún tema?
¿Estás interesado/a en adquirir obras de arte?

No dudes en preguntar lo que quieras,
estaremos encantados de atenderte.

Contáctanos

newsletter